“Ante la indiferencia por parte del gobierno federal, la eliminación de programas federales, la cancelación de 86 proyectos de alto impacto y la disminución de participaciones anuales para Chimalhuacán que afectan a más de 800 mil habitantes, nos movilizaremos del 12 al 15 de noviembre a la cámara de diputados federal a fin de solicitar la inclusión en el Presupuesto de la Federación 2020”, señaló el alcalde, Jesús Tolentino Román Bojórquez.

En conferencia de prensa, el edil señaló que, entre las principales demandas de los chimalhuacanos destacan proyectos de infraestructura para escuelas afectadas por los sismos de septiembre de 2017, con la construcción de aulas, módulos sanitarios, bardas perimetrales y escaleras.

“Otra de las obras prioritarias es la construcción de infraestructura del Parque Industrial, el cual brindará más de 40 mil empleos para los chimalhuacanos; concluir con la edificación de la Universidad Politécnica y la creación de la Ciudad Deportiva en los predios de los Tlateles, que comprende el Centro Estratégico de Recuperación Ambiental del Oriente (CERAO)”.

En materia deportiva, el munícipe señaló que se requiere la rehabilitación de los deportivos Las Flores y La Laguna; mientras que, en el aspecto de salud, es prioridad la construcción del Hospital de Alta Especialidad de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para lo cual el Ayuntamiento donó un predio de más de cinco hectáreas.

“En agua potable y drenaje, está pendiente la construcción de 14 presas de gavión y la rehabilitación del sistema pluvial y un colector para la Cabecera Municipal; además de proyectos de infraestructura para el Ejido Santa María, como guarniciones, banquetas y pavimentación de más de 100 calles, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las familias chimalhuacanas”.

Declaró que una de las principales demandas de la población es la seguridad, por lo que solicitaron recursos para la adquisición de patrullas, motopatrullas, equipo y armamento para la policía local, así como alarmas vecinales, video cámaras, ambulancias y carros de bomberos.

“Estas necesidades han sido sustentadas y presentadas con anterioridad para su aprobación en el presupuesto de este año, sin embargo, no hubo respuesta a nuestras peticiones, por ello, y ante la indiferencia de autoridades federales, nos manifestaremos para exigir, de nueva cuenta, la aprobación de recursos para la construcción y solución a cada una de nuestras demandas, los chimalhuacanos merecemos ser tratados de forma digna y respetuosa”, finalizó el mandatario local.

Igualmente la presidenta municipal, Maricela Serrano Hernández, hizo un pronunciamiento para que diputadas y diputados discutan el presupuesto del siguiente año con una visión social y no manipuladora, pues la falta de recursos afectaría la ejecución de 30 obras en materia hidráulica y educativa que inciden en el beneficio social.

En conferencia de prensa, precisó que este año el municipio recibió 50 por ciento menos del presupuesto que se destina a los municipios y el siguiente año se vislumbra de la misma manera.

Indicó que es lamentable que el municipio, siendo parte de la zona metropolitana, ubicado a 30 kilómetros de la Ciudad de México, y con una población de más de 500 mil habitantes no se le asignen recursos y que de los 125 municipios,  Chimalhuacán e Ixtapaluca sean dos de los que  menos presupuesto perciben.

Tan solo para las 30 obras que el gobierno municipal plantea como prioritarias, dijo, ascienden a una inversión de 600 millones de pesos e incluyen el entubamiento de cuatro canales a cielo abierto, el de Mezquite, Caracol y Lerma que representan un riesgo de salud y al medio ambiente. Al respecto, detalló ya existen los estudios pertinentes y son obras que están paradas desde el año pasado.

Asimismo, está la construcción del puente de la colonia El Molino, proyecto que llevaría a cabo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y Banobras y que también está detenido; así como otras obras de infraestructura urbana y educativa.

Lamentó que en materia de seguridad también habrá una disminución del 33 por ciento, lo que significa un grave problema para hacer frente a la delincuencia que es asunto exclusivo de Ixtapaluca, sino del resto del país. 

Por otra parte, la alcaldesa hizo hincapié en que la lucha ante el del gobierno del estado no se ha dejado, pues hay un adeudo de casi seis meses que asciende a 150 millones de pesos.

Por su parte, el Ayuntamiento, dijo dará una lucha diaria y desde este día y hasta el 15 de noviembre, cuando se discute el PEF se encontrará instalado un plantón día y noche para sensibilizar a las y los diputados.

 

Deja un comentario