La Paz, Méx.- La presidenta municipal de La Paz, Olga Medina, envió alrededor de 40 elementos de la policía municipal y otros 30 elementos del ejército y la policía federal para agredir y desalojar a las familias, donde había mujeres y niños, que realizaban actividades recreativas en el Centro de Desarrollo Comunitario de la colonia Lomas de San Isidro, sección El Pino.

 Al momento de la violencia policíaca, se encontraban mujeres que terminaban actividades en una lechería y el club de la tercera edad que estaba por iniciar sus actividades gerontológicas. “A pesar de que solo se encontraban personas de la tercera edad y mujeres con sus pequeños hijos, la presidenta municipal Olga Medina decidió enviar a policías municipales, federales y al ejército, todos armados, para desalojar del lugar a la gente que ahí se encontraba”, declaró Fernando González Mejía, dirigente social de ese municipio.

Desde hace nueve años, los vecinos de El Pino utilizan dicho espacio en donde gestionaron, se instalara una lechería, un espacio recreativo, un módulo de seguridad y un centro de atención ciudadana, entre otras actividades.

“Gracias a la gestión de ciudadana se logró mejorar las condiciones de este espacio que estaba olvidado; desde el 2005 hemos trabajado con la gente para mejorar los caminos, los servicios básicos y las condiciones de vida de las familias de Lomas de San Isidro, pero la presidenta municipal de La Paz, en lugar de atender las urgente necesidades de rezago social, decide enviar al ejército, a la policía federal y municipal para quitar un Centro de Desarrollo que la gente de la colonia defiende”, aseguró Fernando González.

Por su parte las autoridades municipales se negaron al dialogo con los afectados y, a pesar de que las redes sociales están inundadas de imágenes en las que claramente se ve la agresión de los policías y el ejército contra las mujeres y los adultos, negaban rotundamente los hechos.

Deja un comentario