Pedro Pallares Guerrero 

 

Amigo lector, hablemos de Charrería…

Es un gusto estar de nueva cuenta entre líneas saludándote y estrenando año nuevo, de verdad espero que todo lo que te propongas se haga realidad en este 2020 que inicia, entrando en materia como te habrás enterado por medio de las diferentes redes sociales y diarios locales que engloban o dedican un espacio al Deporte Nacional, a finales del año pasado nos encontramos en campañas de los 2 candidatos que buscan la dirección del máximo órgano que rige al deporte de los hombres de a caballos.

Como en muchos casos donde hay una directiva se busca el puesto máximo por las personas mejor calificadas, y en la Charrería no es la excepción, siempre la expectativa de ¿quién será el mejor o el más apto para dicho lugar?, pero antes de contestar esa pregunta viene otra interrogante ¿Ustedes saben cuál es la función de un presidente? Y en este caso ¿el presidente de la Federación Mexicana de Charrería? La respuesta la encontramos en el Art. 27 del Estatuto en su XV inciso, donde se habla de dichas labores como por ejemplo: representación, administración, dirección… por solo nombrar simplemente algunas, en pocas palabras, es hacer que trabaje una institución apoyada por un Consejo Directivo. Si bien algunas personas han desvirtuado lo anterior haciendo creer que el presidente de la FMCH tiene la obligación de realizar los campeonatos o torneos de mayor importancia a nivel deportivo, pero esto no es así, para ello existe la Secretaría del Deporte en coordinación con la gente que se encuentra dentro de Comisión Deportiva, la FMCH tiene necesidades que son invisibles para la mayoría, (con ello no quiero decir que el carácter deportivo no tenga importancia pero como se mencionó, hay necesidades que no se ven y requieren de una pronta atención).

Refiriéndonos a la campaña de Don Ricardo Zermeño, su labor se ha basado en escuchar las necesidades, propuestas y deseos de quienes buscan impulsar a la Charrería no solo en lo deportivo sino en lo cultural, social, histórico y familiar en todo lo ancho y largo de la República Mexicana, incluyendo a algunos de los estados de la Unión Americana en los que se realiza el deporte charro.

En Chiapas por ejemplo y para ser más preciso en el municipio de Tecpan (sede del campeonato estatal 2020) ante la presencia de 23 presidentes de asociaciones de este estado y de otros 10 que seguramente ya estarán enterados de lo acontecido, acompañantes y la presidenta municipal, Don Ricardo Zermeño afirmó que más que el presidente de la Federación quiere ser su representante, realizar visitas anuales para formar mesas de trabajo, escuchar a la Charrería chiapaneca; en esta visita también se conversó sobre el rendimiento de las categorías, y de dar la oportunidad de que este estado sea sede de eventos nacionales, se desea recuperar la unión familiar, la camaradería que se fue perdiendo por las ambiciones de algunos cuantos. A todas estas peticiones Don Ricardo Zermeño respondió: Mi patrón es la Charrería, fuera de eso no dependo de nadie… Respuesta que fue bastante elocuente y bien aceptada por los amigos charros de Chiapas que saben contar con el apoyo y respaldo de Ricardo Zermeño. 

En las latitudes queretanas Don Ricardo Zermeño fue acompañado por el Dr. Jorge Rivera, ex presidente de la FMCH, los presidentes de las uniones, quien encabezando la lista está el PUA de casa Antonio Quiroz, por parte de Hidalgo Jorge Chávez, del estado donde dice José Alfredo Jiménez que no vale nada la vida… Ricardo Flores de Guanajuato, la tierra Hidrocálida de Aguascalientes Gustavo Jiménez, Antonio Alemán del Estado de México y de la Ciudad de los Palacios el Arq. Fernando Pascual; que dentro de una sana convivencia entre autoridades y miembro de la prensa se abordaron temas de gran interés como reforzar las labores para que equipos que no tienen la fortuna de llegar a un estatal o nacional compitan constantemente, hay el compromiso de bajar costos y que obviamente hacer hincapié para que las invitaciones a las charreadas no sean de un día para otro lo cual es muy común, al igual que en Chiapas hay el compromiso de hacer 2 mesas de trabajo cada año para generar proyectos, escuchar a las escaramuzas y a los hermanos charros que se encuentran en esta zona. 

De ahí nos vamos hasta la Unión Americana donde en Tulare California Don Ricardo Zermeño escuchó a la familia charra de los Estados Unidos de Norteamerica, quienes le expresaron ideas nuevas y frescas, amén de la integración y participación más activa de las damas de a caballo quienes aseguran que hay mucho trabajo y talento que ellas pueden ofrecer, el estar del otro lado de la frontera hace muy difícil la participación y a su vez el ser escuchados, teniendo obstáculos por diferentes flancos como por ejemplo la distancia, su ubicación en un país diferente, el clima y un gobierno con cierto rigor en cuanto a lo que es el manejo con los animales (solo por mencionar algunos), pero es vital conocer de viva voz los problemas que los azotan, Ricardo Zermeño convivió con ellos y se reafirmó que nuestros amigos de California tienen bien puesta la camiseta por la Charrería y aunado a ello respaldaron su voto hacia Don Ricardo quienes esperan con gran alegría que pueda tomar las riendas de la directiva de la FMCH en las próximas elecciones.

Como buen contendiente a un puesto de gran importancia, Don Ricardo Zermeño el día 29 de enero asistió a la primer junta del año del consejo directivo de la FMCH (acto que demuestra que está vivo el interés por conocer los manejos y acuerdos que se realizan en la actual gestión), estamos literal a un click de la información y con toda la responsabilidad que eso lleva estar más al pendiente de todas las situaciones como por ejemplo las afiliaciones, las finanza, hay que buscar el beneficio de la Charrería y no solo de algunos cuantos que han hecho de ella su propio negocio, hay que ser transparente. 

Sabemos que esto es solo la punta del iceberg, hay mucho trabajo por delante, el cual todos y cada uno de nosotros en los hombros llevará una gran responsabilidad, haciendo a un lado las diferencias políticas, sociales o económicas, sabemos que de llegar Don Ricardo Zermeño a la presidencia, la Charrería tomará un respiro para nuevos bríos, aquellos hermanos charros que se sentían en el abandono o a las sombras por no poder competir será escuchados y vistos, la historia será retomada ensalzando a los grandes charros del ayer que formaron al deporte de hoy y que las nuevas generaciones porten con dignidad y respeto el traje de Charro. 

En la próxima nota, te traeré más datos curiosos sobre nuestro deporte Nacional, ¡¡¡No te la Pierdas!!! Comentarios y dudas al respecto sobre esta columna a través de mi página de facebook A la Usanza Charra o más personal al correo [email protected]

Deja un comentario