• Surge la duda de que LÓPEZ OBRADOR SEA MEXICANO, sino que se presume, es SALVADOREÑO
  • Varios sectores sociales retan al INAI que devele la verdad de rastrear quién es verdaderamente López Obrador
  • Posee una Acta de Nacimiento toda testada

 

Por: Blas A. Buendía

Reportero Free Lance

[email protected]

Los políticos corruptos de MORENA llegaron al poder para eternizarse, como diría el slogan de una nostálgica estación de radio… “Radio 620, la música que llegó para quedarse”.

Antes, esos camaleónicos sin un carisma ético, se aventaron al ruedo para ver qué es lo que les salía en la endeble campiña política mexicana, y lo lograron.

Su bastión lo consagraron para atiborrarse de corrupción navegando en la completa impunidad, sin que nadie les dijera algo, o que tuvieran un árbitro que los fiscalizara. No. Todo les llegó de a pechito, como dirían los clásicos, pero bajo el manto de un poder absoluto que ni el mismísimo Andrés Manuel López Obrador pensó que avasallaría en las históricas elecciones del 1 de julio de 2018.

Si bien Andrés Manuel López Obrador ha reconocido que su tacto político le ha permitido polarizar a todos los mexicanos, es decir, verse como auténticos enemigos por no comulgar con su “doctrina comunistoide”, tiene una lectura mucho más diferente.

El problema no es que 30 millones de votantes hayan decidido votar por López, ellos seguramente avalaron los criterios y políticas que hace el gobierno federal, que por lógica y al paso del tiempo,  habrá un desencanto en contra de la política del Peje, pero que hasta el momento es “mínimo”.

La luna de miel entre el pueblo y López, no termina; López tiene aparejada a toda la nación con sus clásicas mañaneras, donde desde su púlpito, se ha encargado de dividir la conciencia de todos los mexicanos, y lo extraordinariamente peor, desde Palacio Nacional dicta la agenda nacional con una monstruosa pasividad. 

Pese a ello, en las elecciones de seis estados que se celebraron el 2 de junio (2019), mantiene una extraña aceptación ya que no se reflejó ningún descontento en las urnas, es decir, MORENA, pasó la prueba de fuego, salvo Tamaulipas y Durango, donde en éste último, PRI y PAN, sin hacer ninguna alianza, pulverizaron a los morenos, bajo el entendido que los cenizos no son aceptados por ningún concepto.

La apatía y el estado de confort de los que no votaron, hoy se lamentan los resultados electorales del 1 de julio de 2018, porque a seis meses del nuevo gobierno, López no se ha distinguido de ser un presidente honesto, sino un cobarde porque esconde la cabeza cuando lanzó una pedrada para ver a qué cabeza le cae.

Respecto a las mañaneras, esto no es nuevo, la prensa y los periodistas ya conocían el actuar de AMLO, es decir, si bien la vox populi considera asombrada que López tiene mucho gas para convocar toda la semana, excepto los fines, a sus conferencias mañaneras las cuales no aportan absolutamente nada. Lo único que garantiza es el teatro guiñol que el payaso investido como presidente, juega con la ironía cuando hay México tiene que asumir una clara posición política ante los embates de su homólogo Donald Trump.

El político tabasqueño cree que a la sociedad ya se le olvido el referente a los crímenes en que sus ahora cercanos colaboradores -muchos de ellos emanados de los partidos políticos del PRI y del PRD-, lograron llegar al poder en alcaldías, en la Asamblea Legislativa, hoy conocido Congreso de la Ciudad de México, así como en la Cámara de Diputados y en el Senado de la República.

Pero el olvido no es opción, es corrupción, los ciudadanos que sí tienen memoria, tienen  que estar en aleta sobre las constantes ocurrencias de un sujeto que llegó a la Presidencia sin conocer realmente cómo asumir el papel de Estadista. Y vaya,  no es por nada, pero López hace todo lo que quiere y entretiene a millones no solo mexicanos, sino latinoamericanos y la Gringolandia que tenemos al otro lado del Río Colorado.

Incluso, la sociedad debe de despojarse de esa venda que aún se niega en quitarse para conocer una vertiente que se hace “urgente y de obvia resolución”, conocer los secretos de quien ahora gobierna México. Sus detractores siguen con la sentencia que López Obrador es un potencial peligro para México, y eso sí es cierto porque lo ha demostrado con la cancelación de constructores faraónicas como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, que está en espera para ver cuándo el político tabasqueño se le baja el coraje de seguir atacando a la Mafia del Poder del neoliberalismo.

López, afirman, es un pelafustán que desde joven, fue adiestrado por su maestro Carlos Pellicer, de quien se advierte, el desaparecido poeta nunca se imaginó que su alumno de marras escalara los peldaños de la política hasta consagrarse como Presidente de la República.

En esta vertiente -se insiste- es urgente y necesario conocer el libro CRÍMENES OCULTOS DE LÓPEZ OBRADOR, ([email protected]) que partiendo de su negro historial y a través de sus manipuleos, México ya se convirtió en una “república bananera”, en una república del hazme reír en el concierto internacional.

Y que por más que se descubra a toda esa caterva de políticos que llevan a México a la quiebra técnica -que de por sí México es considerado como un México fallido-, lastimosamente el país nunca saldrá del marasmo de la mediocridad y la ignorancia, permaneciendo en el atolladero de la impunidad y la corrupción. Pero México tiene cosa milagrosa que con o sin gobierno, su mimetización.

Si bien es cierto que el mimetismo es una habilidad que ciertos seres vivos poseen para asemejarse a otros organismos y a su propio entorno para obtener alguna ventaja funcional, el objetivo del mimetismo es engañar a los sentidos de los otros animales que conviven en el mismo hábitat, induciendo en ellos una determinada conducta, y ésta se centra en que López hasta confunde a los seres humanos como animales…

 Millones de mexicanos están súper arrepentidos de haber llevado a la Presidente de la República a un personaje cómico y siniestro, que conforme a su actuar cívicamente hablando, surge la duda de que LÓPEZ OBRADOR SEA MEXICANO, sino que se presume, es SALVADOREÑO, a quien sus progenitores llegaron a México como refugiados ilegales para echar raíces en el estado sureño de Tabasco, donde Andrés Manuel se convirtió en el Caín de Macuspana.

Es decir, a través del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, al INAI se le ha demandado mediante una “solicitud de información”, que dirija oficio foliado a la Presidencia de la República para que dé a conocer porqué a un espurio ciudadano en toda su máxima expresión, se le permitió primero gobernar al entonces Distrito Federal, cuando no reunía, por ley, una estancia de cinco años en la capital de la República.

Y ahora, en el contemporáneo, se le ha demandado al INAI, que revele mediante solicitud de información, dirigido al Registro Civil y a la Secretaría de la Defensa Nacional, primero, del porqué se depuró el acta de nacimiento del C. Andrés Manuel López Obrador, ya que en diversas publicaciones se devela que este documento es falso, luce las manos corruptas al testar dicho pergamino, que es lo mismo hacer una raya o un borrón encima de una cosa escrita para suprimirla, borrarla o tacharla.

Pero en fin, López seguirá encabezando desde su púlpito sus famosas mañaneras, atacando a diestra y siniestra a sus enemigos políticos neoliberales.

Deja un comentario