Chicoloapan, Méx.- Previo a la entrega de tarjetas del Salario rosa a casi 5 mil amas de casa de 49 municipios; y ante el incremento de la actividad en las últimas horas, con las recientes exhalaciones del volcán Popocatépetl, el Gobernador Alfredo Del Mazo Maza informó que las autoridades de los tres niveles de Gobierno mantienen la coordinación para atender cualquier situación que se presente en las inmediaciones del coloso, por lo cual el Comisionado Nacional de Protección Civil determinó elevar la alerta de Amarillo Fase 2, a  Amarillo Fase 3.

Alfredo Del Mazo garantizó que todas las autoridades se encuentran monitoreando 24 horas al día la actividad que tenga el Volcán Popocatépetl, con la Coordinación Nacional de Protección Civil y exhortó a quienes habitan en las cercanías del coloso, a evitar transitar por las zonas de riesgo, así como estar pendientes de las indicaciones que emitan las autoridades.

El Gobernador mexiquense, explicó que existen rutas de evacuación que fueron habilitadas desde hace tiempo, y las cuales son recorridas de forma permanente para corroborar  que estén listas en caso de que se presente alguna actividad mayor.

Debido a que esta mañana el volcán registró una exhalación de gases y material incandescente, de una altura de 2 mil 500 metros, se espera la caída de ceniza en poblaciones aledañas al volcán en Puebla y Morelos.

Al respecto, en conferencia de prensa, David León Romero, director de Protección Civil, dijo que se fortalecerán las medidas preventivas, como verificar que los refugios temporales sean los adecuados, que las rutas de evacuación se encuentren en buenas condiciones y se realizará simulacros de evacuación.

Aclaró que esta modificación en el semáforo constituye una medida preventiva ante los cambios que los expertos han observado.

“El cambio de semáforo obedece a un cambio en el comportamiento tradicional que tenía el volcán de formación de un domo, explosión, destrucción de un domo, es decir, esto que veníamos viendo de manera, si lo puedo decir así, cíclica desde 1996 para acá que teníamos domos y explosiones, hoy estamos viendo explosiones sin la presencia de domo, ante este cambio en el comportamiento decidimos mover el semáforo”, explicó.

Detalló cada fase de alerta volcánica: Cuando el semáforo está en verde, se encuentra en la normalidad y se divide en dos fases: la uno, el volcán está en calma y la dos, son mínimas sus manifestaciones, como fumarolas y actividad sísmica esporádica.

En el semáforo volcánico el color amarillo representa una situación de alerta, donde los ciudadanos deben permanecer atentos y estar preparados para una posible evacuación. La fase 2 implica un incremento en la actividad volcánica.

La fase 3 del semáforo implica un crecimiento rápido de domos de grandes dimensiones y su destrucción en explosiones fuertes; también hay fumarolas, gas, caída de ceniza y lava en áreas cercanas; explosiones de intensidad creciente con lanzamiento de fragmentos incandescentes y posibles flujos piroclásticos de mediano alcance.

En esta fase se deben verificar las rutas de evacuación, los protocolos de respuesta y los canales de comunicación ante una posible erupción.

El coordinador nacional de Protección Civil dijo que se publicarán los mapas de las rutas de evacuación de las entidades aledañas al volcán Popocatépetl y el estado de cada ruta.

En el caso del color rojo, que tiene dos fases, se indica que es total alarma, pues en su primera etapa hay una actividad explosiva de intermedia a alta, en la que presenta columna eruptiva de varios kilómetros de vapor de agua y gas, lanzamiento de fragmentos incandescentes sobre las laderas del volcán, caída importante de cenizas en poblaciones y ciudades lejanas.

Mientras que en la fase dos puede haber una actividad explosiva de alta a extrema en la que puede haber columnas eruptivas de gran alcance, intensa caída de ceniza, arena y fragmentos volcánicos a distancias mayores, posibles derrumbes parciales del edificio volcánico, escombros que pueden llegar a poblaciones cercanas, con daños graves del entorno.

La Coordinación Nacional de Protección Civil destacó que es peligroso acercarse al volcán y sobre todo al cráter, por el riesgo que implica la caída de fragmentos balísticos.

Para evitar los daños que podrían ocasionar la caída de ceniza, el  Cenapred, recomienda no realizar actividades al aire libre y si es posible no salir; cerrar puertas y ventanas, y coloca toallas o trapos húmedos en las rendijas.

Si es necesario salir, se aconseja cubrir nariz y boca con un pañuelo o cubreboca; utiliza lentes de armazón y evita los lentes de contacto para reducir la irritación ocular, así como usa un trapo o mascarilla húmedos para nariz y boca, lávalos y mójalos con frecuencia.

En caso de padecer alguna enfermedad respiratoria es necesario “permanece dentro de tu casa y evita cualquier exposición innecesaria a las cenizas. Preferentemente, trasladarse a un sitio donde no haya ceniza”. También se recomienda almacenar suficiente agua con anterioridad para al menos una semana y cubrir los tinacos, cisternas o depósitos de agua.

“Si cae ceniza dentro del agua, no la bebas ni la utilices en la preparación de alimentos, está contaminada; no consumas alimentos en la vía pública; lava las frutas y verduras que se encuentren a la intemperie; barre o usa pala para limpiar la ceniza de techos, patios, calles y deposítala en bolsas, para evitar que se tape, nunca arrojes las cenizas al desagüe”, alertó en un comunicado el Cenapred.

 

Deja un comentario