Comentario político del periodista Raymundo Medellín para el programa radiofónico “Hablando claro” de abc Radio que conduce Manuel Aparicio.
16 de octubre de 2020.

 

La Secretaría de Economía, a cargo de Graciela Márquez, y la Procuraduría Federal del Consumidor, de Ricardo Sheffield, mediante un comunicado conjunto, ordenaron la prohibición inmediata de la comercialización de diversos productos denominados como “queso” y “yogur natural”, que a decir de la dependencia y el organismo, no cumplen con lo establecido en las Normas Oficiales Mexicanas.

   (Imagen Milenio)

La verdad es que no entiendo qué sucede con muchas de las decisiones que se toman por varias de las dependencias del actual gobierno federal; una acción histórica dijo Ricardo Sheffield cuando hizo el anuncio, y la pregunta obligada es ¿qué hicieron al respecto los anteriores procuradores en la defensa de los consumidores?
En la actualidad se abre el comercio para reactivar la economía, para recuperar el empleo que muchos mexicanos perdieron, a causa de una pandemia mal atendida por los encargados de Salud del actual gobierno y ahora, se toma la medida de prohibir la venta de 23 quesos y dos yogures de 19 marcas.

            (Fotografía El Universal)

Debemos recordar que al principio de la administración del actual el gobierno de la llamada Cuarta Transformación, en 2019, cortó en un 82 por ciento los contratos de Liconsa con Comercializadora de Lácteos que era una empresa filial de Lala, que eran quienes llevaban la leche a 27 mil tiendas Liconsa, tampoco debemos olvidar que Lala fue una empresa que apoyó la candidatura de Felipe Calderón
No quisiera pensar que la suspensión de la venta de esos productos, tuviera algo que ver con el apoyo que han dado a políticos las empresas que los producen y que no son afines al actual gobierno, en verdad que sería desastroso que se estuviera gobernando con el hígado y no con la cabeza.
No creo que sean la forma de reactivar la economía, hasta el momento no tengo la información sobre el que esas empresas hayan recibido una recomendación respecto a la calidad de los productos que estaban comercializando; no sé si se les dio cierto tiempo para que enmendaran las irregularidades que ahora se conoce que les fueron encontradas, lo que sí sé es a los infractores se les impondrán las multas y medidas previstas en la Ley de Infraestructura de la Calidad.
La medida no solamente está afectando la venta del producto, sino se afecta el prestigio ganado en mucho tiempo por esas empresas que resultaron afectadas.
Creo que no es malo el que la autoridad busque que un producto de calidad sea el alimento de los mexicanos, sin embargo precisamente por el prestigio que han logrado las empresas que los producen, legalmente debieron recibir el llamado de las autoridades para corregir lo que la autoridad había detectado.
No quisiera pensar en que se trata de revanchismo político la medida contra ciertas empresas productoras de quesos y yogures, pero bueno ya veremos la respuesta de esas empresas a la medida del gobierno y también, los efectos económicos y laborales que se presenten para los gobernados.

Deja un comentario