Por primera vez Ixtapaluca fue sede para celebrar el inicio del Año Nuevo Mexicano o Año Nuevo Mexica en la zona arqueológica de Tlalpizáhuac, misma que eligió el gobierno del Estado de México en coordinación con el Instituto Mexiquense de Cultura e impulsada por la subdirección de Cultura de Ixtapaluca.

El inicio de este nuevo año hace referencia a la cultura mexica, que está registrado en el ciclo agrícola es decir un ciclo que inicia el 12 de marzo como una estación y cada una estaba considerada por 4 trecenas de días que son 52 días que corresponden a un fuego nuevo.

En la cosmogonía mexicana quiere decir la cuenta de los días registrada con respecto al movimiento del sol y de los astros, que está representada en la piedra de sol, mejor conocido como calendario azteca.

La zona arqueológica de Tlalpizáhuac fue elegida porque es un importante patrimonio cultural de del Estado de México y del municipio, ya que los vestigios arqueológicos encontrados en esta zona salieron a la luz durante las excavaciones realizadas en el ex Rancho San José Chalco en 1987, además se encontraron restos de construcciones antiguas como el temazcal partero, y materiales arqueológicos como cerámica, lítica, concha, huesos, así como entierros.

En representación de la presidenta municipal,  Maricela Serrano Hernández, el secretario del Ayuntamiento, Armando Ramírez García, recibió el Bastón de Mando, que le entregó la jefa de la danza y las sahumadoras, con la finalidad es expresar respeto, y cada listón o piedra preciosa amarrada al bastón expresa su jerarquía.

El secretario dijo que es importante que en Ixtapaluca haya este tipo de eventos culturales, porque es un municipio con mucha historia ancestral y con representativas zonas arqueológicas como las pirámides de Acozac y Tlapacoya.

Resaltó que estos actos enriquecen el conocimiento de los asistentes y hacen que se tenga otra perspectiva sobre las culturas mesoamericanas y más cuando se cuenta con un legado patrimonial, que en ciertos casos se han reconocido ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Para dar la bienvenida a este nuevo año hubo danzas ancestrales, cantos en náhuatl, comida y bebidas como agua miel, pulque, agua con chocolate y platillos a base de amaranto, nopal y maíz.

Acercar los servicios de salud a la población de manera gratuita es uno de las tareas de la dirección de Salud municipal de Ixtapaluca, la cual lleva las jornadas médicas a colonias populares y comunidades alejadas de la cabecera municipal para atender a la gente más vulnerable.

Entre los servicios que se ofertan están: consulta general, odontología, optometría, masaje anti-estrés, entrega de ácido fólico, preservativos y suero vida oral, así como cortes de cabello.

A todas las personas que solicitan los servicios se les toman los signos vitales y peso, posteriormente pasan a la consulta que solicitaron.

Para este mes se tienen contempladas siete jornadas más coordinadas en las colonias 20 de noviembre, San Buenaventura, Acozac, Tlacaelel, en el Polivalente Alfredo de Mazo, Santa Cruz  Tlapacoya y Ampliación  Santa Cruz, el horario es de 10:00 a 14:00 horas.

Otro de los objetivos de estas jornadas es que la ciudadanía no gaste en trasladarse  hasta el DIF o Centros de Salud alejados de sus hogares, ello le significará un ahorro a su economía familiar.

Todos los servicios son gratuitos y la gente se ahorra entre 50 y 70 pesos por consulta, con respecto a consultorios particulares y de acceso popular.

De igual manera se realizan pláticas preventivas en las escuelas con diferentes temas como  el embarazo   en la adolescencia, violencia de género y métodos anticonceptivos, para que los jóvenes  tengan los conocimientos  para no caer en errores que les puedan truncar  sus estudios.

Para simplificar trámites administrativos, la Jefatura de Panteones atiende desde este mes a la población en el palacio municipal, pues anteriormente  estaba en el Casco de San  Buenaventura, lo que significaba a los ciudadanos acudir a uno y otro lado para solicitar algún servicio, y después volver a las oficinas de Recaudación para realizar sus pagos.

Lucia Porras Santos,  responsable de esta área, explicó que en esta  jefatura se hacen todos los trámites  como el pago de refrendo por uso de la fosa que cada año  es de 102 pesos, y la cual tiene una vigencia de siete años porque no hay perpetuidad; otros servicios, son: inhumación y exhumación.

Actualmente en Ixtapaluca  existen  nueve panteones, cinco de los cuales  son administrados por el Ayuntamiento, y los restantes por los ejidatarios que, aunque tienen sus lineamientos internos, en esta jefatura tienen que realizar los trámites y pagos  de cualquier servicio.

El objetivo de la presente administración es regular conforme  lo determina la Ley de Salud en el Estado de México para acatar las normas de sanidad y un funcionamiento óptimo de los panteones.

Algunos cementerios como el de  Río Frío, Centro, Tlapacoya y Ayotla ya no tienen capacidad  para más fosas. Ante esta saturación hace tres años se puso en funcionamiento el nuevo panteón municipal Mina el 40, que actualmente tiene una capacidad para más de siete mil 400 tumbas.

En él se cuenta con una capilla, cisterna, estacionamiento, fosa común y está el proyecto para la construcción de área para nichos en depositar urnas con cenizas.

Ahora la jefatura otorga ya los permisos para la construcción de jardineras que tiene un costo de 200 pesos. Es importante que para cualquier trámite la población acuda al palacio municipal, pues de acuerdo a la recaudación se podrán optimizar los servicios en cada panteón.

Deja un comentario