El MECE fomenta el desarrollo del lenguaje y la lectura en ninos de preescolar

 

Chimalhuacán, Méx.- El Proyecto para el Mejoramiento de la Calidad Educativa (MECE), brinda atención a docentes, niños y alumnos de las instituciones escolares fundadas por el Movimiento Antorchista en Chimalhuacán, así como a la comunidad en general,  a lo largo de cada ciclo escolar; esto en función de alcanzar el máximo desarrollo integral en los infantes, además de fortalecer conocimientos y preparación de los profesores.

Es así que gracias a este trabajo, el proyecto educativo, se beneficia a la población infantil que habita en el municipio, pues en función de atender las necesidades de los niños, el MECE promueve el acercamiento de los pequeños a los libros, a través de la Biblioteca Municipal ‘Amoxtlatiloyan’, informó la asesora metodológica del nivel preescolar y máster en Ciencias, Adela Gómez de la Tejera.

“La idea surge luego de un diagnostico que se realizó a los niños de los preescolares, en el que detectamos que el elemento más vulnerable fue el lenguaje y la comunicación”. En el sentido de reforzar este campo formativo se hizo un convenio para acercar las actividades y servicios de la biblioteca, a las instituciones de este nivel educativo y así apoyar el desarrollo del habla en los niños, con cuentos infantiles. 

Por su parte, la titular del recinto literario municipal, Carolina Vite Carbajal, explicó que “la biblioteca busca hacer una sinergia con el grupo MECE para fomentar el amor por la lectura en los niños y a la vez en los padres”; en el caso de los pequeños de preescolar que se inician en el aprendizaje de la lectura, “la intención es acercarlos al hábito de una manera creativa, dinámica y lúdica, por tal motivo, en cada Jardín de Niños se trata de implementar una dinámica diferente en el montaje de los cuentos infantiles, como representaciones en viñetas, atril, sombras chinescas e incluso personificados”. Hizo la invitación para que acudan a la biblioteca, ubicada entre las avenidas Gregoria Melero y de las Torres, en el barrio Saraperos.

 Concurso docente

Cabe mencionar que en el municipio, con la participación de 42 maestras que se desempañan como profesoras en los distintos preescolares fundados por el Movimiento Antorchista,  concluyó la primera edición del ‘Concurso de la mejor actividad docente’, cuya ronda final se desarrolló en el Jardín de Niños ‘Aquiles Serdán’, ubicado en el barrio Alfareros; informó la coordinadora general del proyecto para el Mejoramiento de la Calidad Educativa (MECE) por parte de la brigada chimalhuacana, Rocío Guzmán Santiago.

Uno de los objetivos de esta actividad, dijo, era que las maestras conocieran diferentes contextos, pues las necesidades educativas de los niños son diferentes en cada zona, por ende “esto les permite mejorar su labor profesional; la importancia de la competencia no radica en saber quién es la mejor maestra, si no realmente demostrar las estrategias que empleamos en nuestra labor docente y que con base a las observaciones nos sea posible detectar fallos e implementar mejoras encaminadas a brindar una mayor calidad educativa a los niños”.

En la final de la justa educativa se evaluó la participación de 15 profesoras que destacaron en las rondas locales, por la actividad docente que presentaron; la responsable del proyecto MECE en el nivel preescolar, Adriana Aldama Arellano, detalló que cada maestra eligió el campo formativo en el que enfocaron su actividad, así como el grado en el que lo aplicaron, “según sus potencialidades y con base en su experiencia en el campo”.

Para la segunda participación, las docentes tomaron en cuenta las sugerencias que realizó el proyecto MECE “para lograr un mejor desarrollo con los niños y para brindarles mayor seguridad evitando peligros potenciales; permitiendo que los niños lograran desarrollar las habilidades que las maestras se habían planteado como objetivo”, explicó.

En cuanto a la evaluación, Aldama Arellano especificó que se tomó en cuenta una guía que contempla aspectos como: formación de hábitos y valores; si la planeación toma en cuenta las características de los niños; de qué manera es la atención diferenciada que la docente brinda a los pequeños; la utilización de material didáctico adecuado a las edades de los niños y que no representara ningún peligro; de qué manera se promueve el trabajo individual y en equipo; y cómo se desarrolló la actividad en un ambiente cómodo y agradable para los niños. Dicha guía contempló un porcentaje de 80 puntos; los 20 restantes se obtuvieron por la fundamentación pedagógica, teórica y legal.

Belén Domínguez Bravo, quien es docente en el preescolar Benito Juárez, ubicado en el Ejido de Santa María Chimalhuacán; presentó la actividad denominada ‘Los números saltarines’ y comentó que al trabajar con dos grupos diferentes a quienes habitualmente da clases, encontró que “la disciplina, los hábitos, los valores y el seguimiento de acuerdos es diferente en cada salón, lo que desencadena en que la forma de trabajar con cada uno también sea diferente”, pero gracias a esta experiencia, “obtuve mucho aprendizaje con respecto a mi práctica docente, lo que me permitirá crecer profesionalmente al aplicar las correcciones en la forma de trabajar, pues nuestro deber como profesoras es adaptarnos a las diferentes necesidades y características de los niños”. 

Deja un comentario