María Esther Beltrán Martínez      Fotos: J.Carlos Santana

Málaga, España.- José Luis Puche, artista malagueño, va con paso firme para ser reconocido como un referente de las artes plásticas de Málaga y España. Licenciado  en Historia del Arte ha estado en diversas exposiciones colectivas y por su talento ha destacado en proyectos internacionales y de la Costa del Sol como fue la intervención de las escalera del Museo Pompidou Málaga.

Como nieve que baila es la exposición que Puche presenta por primera vez en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC), son  veintinueve pinturas que muestran un diálogo entre lo natural y lo artificial. El título viene por el gusto del artista de la música clásica y explicó que  Claude Debussy (St. Germain-en-Laye, 1862 – París, 1918) compuso The snow is dancing dentro de una suite en la que Puche encuentra cierta relación con su trabajo.

Detalla, el artista, que compone entre ambientes de bruma como Debussy, muestra de ello es la obra Cómo nieve que baila (2018) donde un paisaje vertical muestra a cuatro soldados, dos de ellos arrodillados, que con un violín parecen tocar para los otros dos compañeros que permanecen de pie. Todo ello conformando una composición en L, desde la montaña más alta a la izquierda, al soldado arrodillado a la derecha. En el fondo, un paisaje nevado, con montañas rocosas.

Para Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga y curador de la exposición explica  que Puche muestra unas inquietantes imágenes pop que se presentan como fotogramas de algo ya pasado o soñado: saltos al vacío, coches conducidos  en la noche, un perro en el espacio, escenas de animales y humanos o envoltorios de pastillas que entremezclan con la realidad de los personajes. “Como si de un déjà vu se tratase, su obra se filtra en la mente del espectador con una extraña familiaridad con sutiles matices surrealistas. Imágenes de cine negro como una suerte de reliquias de un mundo perdido. Con una obra de sólida formación académica, Puche se aleja de esa noción de truculencia, oscuridad y cinismo que contamina cierto arte actual, gracias a esa peculiar visión “optimista” que caracteriza sus obras”.

Através del ejercicio del dibujo que domina  toda la obra. Puche incluye en un mismo bucle  narrativo aspectos meramente naturales y otros puramente artificiales o de civilización- agrega Francés- El cine y el pulso silencioso de los parajes naturales se funden en su obra sin solución de conciliación, o quizá armoniosamente reconciliados. Sus escenas componen una arqueología de vestigios visuales, donde el hiperrealismo evoca la inmaterialidad de hábitat contemporáneo mediante el recurso de distintos momentos históricos que dialogan entre sí hacia el pasado y hacia el futuro incierto pero próximo.

José Luis Puche, trabaja sin condiciones no importa el formato ni el tema. Cada uno de los trabajos que realiza entrega la perfección.

Puche indica que “esta exposición es un trabajo completo donde cada cuadro está hecho de un modo personalizado, una exposición hecha golpe a golpe, gota a gota y obra a obra. La violencia en la labor procesual está presente, pero no visto desde el lado perverso humano, sino desde el modo orgánico al que la naturaleza crea sus territorios, desde la belleza, como a la manera en que un volcán con su erupción y lava crea una isla. Son dibujos, que nacen con el espíritu de ser pintura al someterse al agua, pero que finalmente no pueden renunciar a la esencia de para lo que fue creado, que es el dibujo”.

La exposición es una muestra del trabajo y talento que tiene éste malagueño que capta la atención del público en cada uno de sus cuadros y hace posible tener la atención en cada uno de los detalles, en algunas ocasiones roba una sonrisa al ver animales acompañando a personajes o simplemente por ser el eje central de un cuadro. La atención es la misma el los diversos formatos la calidad es la misma y sin duda pone su firma firme para seguir el camino del reconocimiento nacional e internacional.

https://www.youtube.com/edit?o=U&video_id=snjop0KzY7k

Deja un comentario