Por: Miguel Ángel Casique

Cerca de 100 mil campesinos olvidados e ignorados por la Sagarpa

Según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) lo que representa la agricultura, de acuerdo a su participación, en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional es de 4%, pero según los mismos datos que la dependencia tiene, su incidencia en el desarrollo económico y social del país es alto y es que toda la producción de alimentos se crea en esta rama y por tanto es fundamental para la vida de los mexicanos.

Parece que la Sagarpa tiene bastante claro la importancia del campo mexicano y de los agricultores del país, pues dice que lo que se produce son la base misma de un gran número de actividades comerciales e industriales; pero además, la ubica como una de las actividades fundamentales en el medio rural, alrededor de 30 millones de mexicanos que viven en esas zonas; también se sabe que entre los estados con más ocupación agrícola son Chiapas, Puebla, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Michoacán, Zacatecas y un poco Nayarit, y se dice que de todo el grupo campesino, 17 de cada 10 no cuentan con servicio de salud, sólo 7 de cada 100 cuentan con algún aguinaldo o vacaciones, y que tienen asegurado un empleo, vía contrato, sólo 3 de cada 100, o sea, el campesino mexicano está en muy malas condiciones.

La vida en el campo es difícil; si hablamos de sus viviendas, la mayoría de ellas están hechas con materiales muy económicos y son viviendas débiles, sólo 5 de cada 10 usan materiales sólidos (aun se recuerda por ejemplo como en las zonas rurales de Atlixco, con los recientes sismos, miles de campesinos fueron afectados porque sus casas se vinieron abajo debido a la mala calidad de los materiales con que estaban construidas); si hablamos de su dieta, lo que consumen en sus dos comidas cuando bien les va, es muy mala, eso mismo los hace víctimas de enfermedades y tener una complexión débil, aparte de que no tienen acceso a salud como ya en renglones arriba mencionamos.

Uno de los aspectos también preocupantes es que, como no hay programas eficientes y de calidad para el agro, los jóvenes y adultos de zonas rurales emigran a las ciudades para integrarse a otras actividades, en ocasiones muchas de ellas ilícitas y es que las autoridades y dependencias encargadas de apoyar, como la Sagarpa, no tienen programas verdaderos para el campo mexicano, además de que la pobreza de esas zonas no se resuelve con discursos ni buenas intenciones y por eso mismo nuestro campo está dejando de ser productor y México se convierte en importador de alimentos que bien podían producirse en casa.

Por si esto no fuera mucho, nos comenta José Juan Bautista, líder de miles de campesinos del estado de Guerrero que la Sagarpa y sus delegaciones en los estados, desde el 2017 no han entregado apoyos y recursos que se comprometió a dar, incluso, nos dijo que se podría estar afectando al menos unos 100 mil campesinos dado que no han recibido apoyos con insumos, maquinaria y proyectos productivos.

Y es que este miércoles el Movimiento Antorchista realiza ruedas de prensa en todo el país para solicitar a José Calzada Rovirosa su intervención y se entreguen lo acordado, además de que se anuncia una protesta de 10 mil campesinos para el próximo 20 de marzo y mítines en todas las delegaciones de Sagarpa. ¿Bastará con esto?, es pregunta solamente.

Con las primeras acciones que realizarán también se tiene la intención de solicitar al titular de la dependencia que reciba a la representación de los campesinos para que puedan plantear peticiones y solicitudes de este año y evitar que se ponga en riesgo a todas sus familias que serían alrededor de 300 mil mexicanos.

Según datos, campesinos de estados como Puebla, Guerrero, Oaxaca, Veracruz, Michoacán, Hidalgo y Nayarit son los más afectados y exigen atención y solución inmediatas, y, de esa forma, descartar una problemática mayor porque los campesinos están dispuestos a realizar protestas tanto en la capital del  país como en el resto de los estados. “El campo mexicano siempre ha sido olvidado y las autoridades encargadas de atenerlo siempre responden con lentitud y burocratismo”, nos aseguraron campesinos.

El clímax no político…

La Fiscalía de Puebla es la dependencia con más quejas. Aunque después del 2015 hubo disminución en los casos de tortura denunciados ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Puebla, el 2018 arrancó con dos recomendaciones emitidas por el organismo en ese sentido.

Nos platican que lo anterior es parte de los casos ocurridos en 2015 donde un par de ladrones acusados fueron torturados por policías ministeriales, en un caso, y en el otro por policías municipales de Puebla. De 2015 a 2017, Derechos Humanos emitió 27 recomendaciones, de las cuales nueve siguen aún en trámite, donde San Pedro Cholula y Xicotepec mantienen en este status dos cada uno, incluso estos dos municipios son los únicos que tienen un retraso de incumplimiento de dos años.

Por su naturaleza, entonces, la Fiscalía General del Estado, es la dependencia con más frecuencia en las quejas, sin embargo mantiene sólo tres en el cumplimiento parcial de las recomendaciones emitidas por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en el periodo de tiempo señalado. Si a esto le sumamos que tienen muchos pendientes como el esclarecimiento del crimen político de Manuel Hernández Pasión, quien fue alcalde de Huitzilan de Serdán, la dependencia cargo de Víctor Carrancá, tendría que comenzar a cambiar su imagen haciendo justicia y atacando la inseguridad y demás crímenes; no se le debería olvidar que la organización social que dirige Juan Celis Aguirre podrí reactivar en cualquier momento las protestas para exigir, de una vez por todas, el esclarecimiento del crimen político contra el alcalde antorchista.  Por el momento, querido lector, es todo.

Envía tus comentarios a Esténtor Político vía mcasiquem@gmail.com y sigue mi cuenta de twitter @MCasiqueOlivos y Facebook:/MCasiqueOlivos

Deja un comentario