*El ayuntamiento de Málaga y el Centro Pompidou  prórroga su acuerdo de colaboración hasta el 2025.

María Esther Beltrán Martínez Fotos: J. Carlos Santana

Málaga, España.-  Uno de los museos que se visitan más en Málaga es el Centre Pompidou Málaga cuyo éxito ha llevado a prorrogar el acuerdo de colaboración  entre el Ayuntamiento de Málaga y el Centre Pompidou por cinco años más.

Y sin dejar de parar presenta la exposición Hors Pistes, evento anual multidisciplinar que propone cada año un conjunto de obras relacionadas con un tema de actualidad, que se presentan  mediante un dispositivo participativo reinventando  en cada edición. Como su título indica Hors Pistes: fuera de pista se trata de replantear, producir y dar a conocer creaciones que se sitúan fuera del camino trillado.

“Desde hace dos años, Hors Pistes analiza el universo del deporte desde un prisma político y crítico desarrollando paralelismo con la sociedad. Al tiempo que poético, sobre la reapropiación  por parte de los artistas de las formas, códigos e imaginario del deporte, para captar su absurda y poesía. La propuesta del evento desarrolla desde el ángulo descrito. Del estudio de las proporciones del cuerpo humano al de los desplazamientos y sus movimientos dentro del espacio, el deporte  lleva siendo representado en el arte desde  la antigüedad, esculturas, cerámicas o fotografías muestran la potencia física del cuerpo humano durante el esfuerzo”, explica  Gemma del Corral, Concejala de cultura.

En la exposición se presentan ocho proyectos en vídeo,  con diversa temáticas entre las que se encuentra:  Crap Days, 2010. Solas frente a la cámara, personas anónimas entonan los cánticos de los hinchas de fútbol  británicos, con lo que se crea un vínculo entre lo familiar y lo ajeno, explica la curadora Géraldine Gómez.

Explica  que en la obra Infinity, 2006 de Mai Yamashita + Nao Kobayashi  se les ve correr  formando un signo infinito que, día tras día, va quedando  físicamente marcando en el césped. Al obligarse a cumplir una misión  aparentemente sin objetivo, los dos artistas adoptan aquí  una actitud  sincera, no exenta  de humor, que permite que los espectadores se replanteen los innumerables  rituales sin sentido que marcan el ritmo de nuestra vida cotidiana.

Ne vous laissez pas consoler, 2009 y No hay espectadores, 2010. Son proyectos  cuyo tema son los hinchas. El primero  realizado en colaboración con los Ultramarines, los ultras del equipo de  fútbol Girondins de Burdeos. El 27 de septiembre  de 2009, durante  el partido del Girondins de Burdeos y el Stade Rennes, se insertaron sentencias de carácter político que cuestionan la lógica misma del espectáculo. La segunda es sobre el proyecto realizado en colaboración con la barra de fútbol Santiago Wanderers de Valparaíso, Chile. Se trata de una  serie de material publicitario  con eslóganes que remiten a la lucha política  y deportiva, y un vídeo de  dos canales  que simultáneamente da cuenta de los preparativos  de la barra  brava y de los carabineros para un partido  que tuvo lugar entre Santiago Wanderers y la Universidad de Chile en febrero de 2010.

Entre otro de los proyecto está  La nadadora, 2006.  Maite Cajaraville  muestra una proyección múltiple en una sala cerrada. Presenta a una nadadora de élite  realizando unos ejercicios acrobáticos que se modifican  por pequeños errores imperceptibles hasta un inesperado desenlace.

https://www.youtube.com/watch?v=71CAg3VnbyA&t=12s

Deja un comentario