Política, inseguridad y Maribel

Raymundo Medellín

Llega un nuevo gobierno y nace una esperanza

Ahora sí todo va a cambiar, dicen algunos; llegó el gobernador y con el equipo que trae va a acabar con la corrupción afi rman otros; el nuevo gobierno está obligado a conducirse con honestidad, para recuperar los espacios perdidos por su partido, proclaman otros… y no faltan los escépticos que aseguran ¡es lo mismo de siempre, es el mismo equipo, nada cambiará”.

En México después de que pasa cada elección que se sucede renacen nuevas esperanzas entre los gobernados; anhelan un cambio en las condiciones sociales que viven y padecen, sin embargo, muy poca es la consistencia del esfuerzo que ponen a ese cambio, muy pronto ven que el gobernante no responde a las expectativas del cambio que someramente imaginaron.

Dice Ana Paula Hernández Alday de Grupo Expansión: “México es uno de los 10 países más visitados del mundo, con un mercado potencial de 113 millones de personas y una industria aeroespacial que crece 20% al año. A la vez, es una nación que tuvo como noticia mundial, en abril, la violencia de género y la presencia de la delincuencia organizada en estados como Veracruz, Oaxaca y Estado de México. En un panel abierto a la discusión, expertas en comunicación estratégica en México y Estados Unidos, del sector público y privado, analizaron los retos que implica proyectar la imagen de México al exterior.

Sin embargo vemos que a los gobernantes no les importa la imagen de México en el mundo; muchos de ellos saquean los dineros de las arcas nacionales y ante ello, la impunidad es característica; el crimen organizado se apodera del comercio establecido imponiendo cuotas que obligan a los mexicanos productivos a cerrar sus negocios, lo más grave de esto es que ese crimen organizado, se ha comprobado, tiene como cómplices a altos mandos de esa policía que debería proteger a los mexicanos y sus propiedades.

En campaña los ahora gobernantes hacen de los problemas sociales sus banderas para crear confianza y ganarse el voto ciudadano y luego, son promesas que se quedan para ser utilizadas en la campaña de quien será su sucesor en la posición de gobierno. Lamentable, pero es la realidad que se padece en México.

En el Estado de México hay renovadoras esperanzas de cambio, principalmente cuando en el área de la policía se encuentra una mujer, ella, Maribel Cervantes Guerrero, asume plenamente la titularidad de la dependencia encargada de la seguridad de los mexiquenses, contará con autonomía presupuestal. Maribel tiene Maestría en Administración Militar para la Seguridad y Defensa Nacional por la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, además, está capacitada en análisis operativo de la criminalidad, inteligencia, planeación estratégica, terrorismo, técnicas de investigación y policiales en España, Israel y Estados Unidos. Se desempeñó como comisionada general de la Policía Federal en el último año del gobierno federal que encabezó Felipe Calderón Hinojosa.

En su historial profesional se señala que cuenta con experiencia en combate al crimen organizado, seguridad nacional, inteligencia, terrorismo internacional, grupos armados y secuestro. Cervantes Guerrero también dirigió la División Científica de la Policía Federal y Unidad de Inteligencia Financiera de la institución HSBC. Importante trayectoria, justo lo que necesita el Estado de México antes de convertirse en un estado fallido. Los mexiquense esperan acciones inmediatas contra la inseguridad que padecen. Esperan que Maribel no solamente llegue a cobrar y solapar las componendas entre policías y delincuentes.

Deja un comentario