gotitas de esperanza

Por Tony O´Farrill

Queridos lectores ciertamente los devenires de la vida en ocasiones, nos ponen en situaciones que nos hacen entrar en conflicto con nuestras ambiciones sueños y esperanzas sumiéndonos en profundas depresiones que quien está adentro considera imposible de superar, sobre todo porque perdemos el rumbo y sentido de nuestra vida, ¿Qué podemos hacer?… para superar estas disyuntivas.

Bueno iniciemos por el principio, que nos puede suceder para caer en esto, ¿cuales serian los principales detonantes?… ¿Por qué entramos en depresión?… bueno entre las causas hay variantes que están directamente relacionadas con una que es común a todas y eso es ¡el miedo!… déjenme les explico, la moral social o sea los usos y costumbres que se inculcan en la sociedad en la que nos desarrollamos, nos imponen retos para estar adhoc a la uniformidad social, por ello quien se sale de esos esquemas, es criticado y presionado, esto es el principal detonante, pues nos hacen sentir como extraños o incapaces de asumir las exigencias que en nada tienen que ver en ocasiones con nuestra personalidad, esta moral por otra parte está arraigada en nuestro criterio entiéndase forma parte de socialmente hacer lo correcto para encajar, y esto se da a cualquier edad, como ejemplo puedo ofrecerles, que cuando en la primaria hay algún evento en el que nuestros padres tengan que gastar un dinero no contemplado y se sustraen de la responsabilidad por obvias razones, no solo son criticados nuestros papas, sino los compañeros de escuela se encargan de hacernos la vida de cuadritos quesque porque no pudimos encajar en la uniformidad, siendo esto absurdo e incomprensible, ¡no lo Creen ustedes!… ya en secundaria, la presión hacia el inicio de las experiencias sexuales entre los de tu generación se hace evidente y tienes que encajar a cómo de lugar, aun y cuando tu lívido sexual no se te haya presentado, ciertamente todos somos iguales pero no todos nos desarrollamos igual, ya en prepa y profesional enfrentamos ahora el periodo de adolescencia en el que surge nuestra personalidad y que puede ser afectado significativamente cuando para encajar iniciamos a fumar, tomar, consumir drogas e incluso a realizar algunas cosas que sanciona la sociedad en la que nos desarrollamos, tales como el robar, mentir o agredir a otro ser humano por el simple hecho de demostrar nuestra valía, hasta aquí detengo el periodo de influencia obligada de momento que nuestro entorno nos exigirá, es claro que ante unos principios firmes y una personalidad sustentada en los mismos podremos caer de momento por curiosidad, pero salir airosos convirtiéndonos en unos ciudadanos útiles y serviciales dentro de la sociedad a la que servimos y habitamos, muchos de los que se van con la finta y caen en los vericuetos en los que los inmiscuyen las personas que interactúan con ellos, terminan siendo papás o mamás a edades muy tiernas, cuando aun les atrae el jugar o mejor dicho deberían estar jugando, sin embargo asumen roles de adultos por la curiosidad o necesidad de que reconozcan su personalidad o valía, misma que termina sojuzgada y desecha por obvias razones, perdiendo el interés por sus sueños objetivos y realización, pues se vuelven autómatas sociales, alimentados para permanecer en esa mediocridad paradójicamente incluso por los amigos y conocidos que fueron los culpables de que cayeran en esa trampa.

Por otra parte la moral social tiene como fundamento la familia y la vida dentro de su seno, por ello quien no esta inmerso en la misma es mal visto, y esto puede ser paradójicamente porque, esa persona está convencida de quién es y de lo que quiere aunque esto contravenga la moral social, y son tildados de homosexuales aunque no lo sean , solterones porque no quieren aceptar el vinculo familiar o francamente de irresponsables y/o miedosos de asumir responsabilidades, cuando la realidad supera la ficción, pues están tomando la responsabilidad de su ser de manera ética, teniendo para sí simplemente lo que ellos dictan en su vida, la presión es fuerte y la encuentran por todas partes y en todo lugar esto, puede hacerlos caer y dudar de su convicciones sumiéndolos en una profunda depresión, por otra parte hay un lugar común primordial para entrar en conflicto social e individualmente, “La falta de su media Naranja” o pareja que le acompañe, le ayude, sea cómplice de sus sueños ambiciones y/o paso por este planeta, esto presenta una compleja dificultad, pues los seres humanos somos diferentes unos de otros digamos en un 89% por ello no pensamos igual , no queremos lo mismo, tenemos metas y sueños diversos y diferentes ambiciones, y si a todo ello le sumamos el miedo a que nos conozcan espiritual e íntimamente, pues no todos siempre damos una cara honesta franca y sincera cuando nos interrelacionamos, pues la falsedad motivada por diversas situaciones es parte

 

Parte de nuestra moral, cuando ya hemos conformado una familia socialmente se nos enseña, que todo lo que hagamos tanto hombres como mujeres olvidemos nuestro ser, poniéndolo en segunda mano de esta manera, además de encajar a la perfección en la moral social encontraremos el amor.

Pero… ¿qué pasa?… cuando alguno de los cónyuges descubre que todo ese sueño del que le hablo la moral, no es lo que él esperaba ya sea hombre o mujer, pues surgen las infidelidades y/o agresiones y de ser la familia un lugar de ensueño, pasa a ser una sucursal del infierno en la tierra, donde las escaramuzas diarias forman parte del vivir, ciertamente esto nos sumirá en una profunda depresión, sobre todo a los que se sientan engañados o defraudados en sus esfuerzos, hace algunos ayeres me invitaron a la presentación del libro “No Vuelo Solo Huyo” su autora Liliana Piedad en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, honrándome con mi presencia en el presídium como invitado espacial, para comentar al respecto del mismo, la temática: “la ruptura familiar, el desamor y el abandono” tratado en bellas poesías que encierran en sí y lo digo respetuosamente, todo el abandono y frustración que llega a sentir una persona al perder aparentemente todo lo de valor en su vida, perdiendo el sentido a la misma y el camino hacia su felicidad y estabilidad emocional para muestra un botón, aquí les registro un poema del libro arriba referido que hace mención al respecto:

SIN UN ADIOS… Te regale mis lunas…te regale mis besos… te regale mis sueños… te regale mi nido… pero nunca miraste a mi cielo, solo mirabas el tuyo, no fue suficiente mi boca y mi cuerpo que te dio abrigo, no compartiste mis sueños y te agotaste de oírlos, abandonaste en silencio mi nido sin un adiós, sin un perdón sin un motivo. Hoy te regalo… te regalo, “Mi Olvido”… Liliana Piedad

Como se puede observar, la persona abandonada hombre o mujer, esta desecha olvidándose de sí misma sintiéndose engañada y defraudada , pues puso todas sus esperanzas y vida en una relación que no dio los frutos que se esperaban o planearon, de igual manera en ambas instancias que la conformaron y ahora en la soledad que no acostumbra se siente perdida(o), sin ganas de vivir o de continuar por el temor de volver a sufrir otra decepción, lo que le hace tomar una actitud de barquito de vela, o sea dejándose guiar ciegamente hacia donde el destino la lleve sin que ella o el, haga algo para corregir el rumbo o enderezar su vida para volver a vivir en plenitud, encerrándose en recuerdos, que vívidamente experimenta en esa soledad, que le amarga y le impide confiar su ser a otra experimentación de nueva vida, o de hacer algo para superar la depresión en la que está sumido, ciertamente los amigos son una parte importante para salir de ella pues de manera objetiva, siempre miraran la situación como solventable y saldable pues el no estar inmerso en la problemática como quien dice “viendo los toros desde la barrera” sabrán algunos, ¡no todos!… darnos el consejo y la palabra de auxilio que nos ayude a superarnos y desvanecer esa depresión, aunque hay que tener cuidado de a quien le llamamos amigo, pues paradójicamente algunos de ellos, tendrán algo que ver o estarán inmiscuidos en el asunto, directa o indirectamente, aguas chequen bien esa situación mis queridos lectores.

Finalmente hay les van algunos consejos sobre el cómo superar la depresión, ustedes pensarán y este cuate con qué autoridad se permite dar consejos, ¡bueno les diré!… la autoridad que me asiste es la ruptura de dos matrimonios el primero tras de diez años y el segundo después de 27 años de feliz convivencia, en los dos salí con mi casco de vikingo o sea cornúpeta, por lo que como buen macho dominante mi cornamenta ya es de alce no de cervatillo por la gran cantidad de astas que adquirí por mi estupidez, vanidad y confianza, como ven no toda la culpa se la cargo a mis ex esposas, sino que al contrario la comparto ahora felizmente, después de la depresión lógica que motivaron en su oportunidad al sepárame de ellas, pues estoy cierto que en un conflicto de cualquiera que sea su índole, es el producto de dos criterios o maneras de pensar que se enfrentan en pugna con el objetivo de ganar a toda costa sin ceder un ápice en sus exigencias, así pues dispensando la confianza y expuesto lo que me da valor para aconsejarles y teniendo como premisa de que “el que da razón del camino ya tiene el tramo andado” ahí les van en el entendido que como decía mi madre estos comentarios y/o consejos son, “como el mole de oreja el que quiera lo toma y el que no lo deja”.

  1. Hay que considerar que somos una unidad indivisible y única con sus propias ambiciones y proyectos, cuando ya experimentamos un desdén o truene hay que retomar nuestra vida “sin entregarnos nuevamente por completo”
  2. Ciertamente hubo un conflicto y no es razonable el esperar que la culpa sea de la contraparte cuando sabemos que tuvimos errores que lo motivaron y promovieron, por lo tanto acepte la parte de su responsabilidad y supérelo
  3. El recuerdo de los momentos alegres es el catalizador que permitirá que no nos amarguemos aliméntese de ellos y no odie porque el odio no permite olvidar
  4. Hay que estar consciente que en esta vida nadie es propiedad de nadie, así que no piense que le están mancillando cuando su ex este con otro u otra
  5. El trabajo es el mejor catalizador para el olvido y recuerde un clavo saca a otro clavo
  6. El Tiempo todo lo cura y la fe se basa en que dios no nos manda algo que no podamos superar o manejar considérelo y no se victimice
  7. Aunque parezca trillado, usted no es ni será ni el primero ni el último en padecer lo que le abruma, y si otros lo han superado ¡usted porque no!…
  8. No busque lo que perdió porque aunque lo encuentre ya no será lo mismo, pues estará manoseado y con otra forma de pensar muy diferente a lo que usted conoció así que olvide y déjelo ir.

En fin, ojala esto le sirva y superare su depresión quiéranse mucho y hasta otras letras, adiós y tan

Deja un comentario