*Tres ejemplos de vergüenza electoral: al Senado Napito, Mancera y Eruviel

Por Luis Repper Jaramillo*

[email protected]

Decían los abuelos que las desgracias nunca vienen solas. Se da una y tras ella, como en cascada, caen más. Volviendo al presente y en época electoral el infortunio se da a raudales… y digan si no.

Andrés Manuel López Obrador, postuló a una senaduría plurinominal (de vergüenza) a un truhán, a un defraudador, a un cobarde lidercillo, a un corrupto, que salió huyendo del país tras tranzar con sus testaferros el hurto de 55 millones de dólares de las cuotas de los trabajadores del Sindicato de Mineros, para refugiarse en Canadá y tomar esa nacionalidad.

Llamado a cuentas, Napoleón Gómez Urrutia, nunca vino a México a enfrentar la demanda y a explicar a los sindicalizados su acto de corrupción. Se escondió en el país de la hoja de maple desde 2006. Dieciocho años después sin haber regresado dinero alguno o haber purgado cárcel por robo, fraude, peculado, etc. el dueño de Morena lo rescata vergonzosamente (quizá para obtener parte del botín) y le obsequia un escaño en la Cámara Alta, ante la protesta, desacuerdo, rechazo de los mexicanos y de algunos militantes de Morena, por tan desafortunada adquisición.

Todo parecía que la “buena intención” del Peje toparía en algo sensato, digno, imparcial, decente, pero no. Dado el negro historial de Gómez Urrutia los mexicanos de bien pensamos que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en donde se supone hay Magistrados dignos, probos, incorruptibles, prístinos, creíbles, detendrían la osadía del tabasqueño y echarían para atrás la postulación del corrupto e impune ex líder minero.

Aah, pero la realidad derrotó a la decencia y los burócratas divinos del Tribunal Electoral se coludieron o “acordaron” con López Obrador dejar pasar la inconformidad popular y dar el visto bueno para que el indecente Napoleón pueda conseguir el Fuero Constitucional (que en realidad es lo que busca) y convertirse en Senador por la vía de la vergüenza: plurinominal. López se salió con la suya.

La otra calamidad está del lado de la Coalición por México al Frente que comanda Ricardo Anaya, en donde al más puro estilo anayista (imposición), postuló a otro corrupto, incapaz, impune, insensible, soberbio e inepto para gobernar, Miguel Ángel Mancera Espinosa, para el cargo de Senador de la República como plurinominal, es decir, llegar al escaño por amiguismo, cuatachismo e intereses oscuros entre PRD y PAN.

Para el caso del ex Jefe de Gobierno, que ha sido el peor gobernante que haya tenido el DF/ CDMX, también se protestó la imposición, pues este chaquetero político, no teniendo partido, el PRD lo ayudó a ganar la elección de 2012 para la Jefatura de la capital del país. Peleó epistolarmente con el PAN/DF y la fracción azul en la ALDF porque le rechazaron varias iniciativas y los presupuestos anuales. Era una relación irreconciliable con los alboazules.

Cuando llegó el tiempo de definiciones para la candidatura presidencial del 2018, y viendo que el PRD no lo postuló, ipso facto, inició un idilio con el panista Ricardo Anaya, quien se había auto impuesto como candidato del PAN a la grande, provocando la ruptura interna de ese partido, y decidieron formar el amasiato PAN/PRD/MC para tratar de ganar la carrera a Los Pinos al morenista, López Obrador.

De consolación y como para hacer Currícula, Anaya Cortés, nombra a Mancera Espinosa, Coordinador Nacional de la Coalición Por México al Frente y le asegura una senaduría, por los favores que le hará, con el dinero que MAM sustrajo del GCDMX, producto de las fotomultas, la doble verificación, los parquímetros, los arrastres de grúas, las infracciones y acarreo al corralón, por estacionarse en línea amarilla, una sanción que Mancera se sacó de la manga para hacerse de más dinero. 

Esta postulación fue enviada al TEPJF y como la anterior, los indignos Magistrados también ignoraron el trabajo sucio e inepto de Mancera en el GCDMX, como el caso de la inseguridad (cada vez más atroz), el asentamiento de cárteles de las drogas y armas en toda la ciudad. El desmedido crecimiento del ambulantaje, la explosión de construcciones fuera de reglamento, la caótica saturación vehicular. Una agresión más contra los automovilistas a partir del 1 de julio las nuevas, irracionales imposiciones y decisiones oficiales (federal y local) de doble verificación… entre otras calamidades.

Si bien, esta circunstancia de pésima, nula y corrupta gestión de Miguel Ángel Mancera al frente de la ciudad, no es competencia de los incapaces burócratas del TEPJF, encabezados por su Presidenta Janine Otálora Malassis, al menos debieron escuchar y analizar los argumentos sobre la incapacidad, la adoración por el dinero, la irresponsabilidad y la agresión contra la ciudadanía y la CDMX que tuvo durante su gestión Mancera Espinosa, como argumento para negarle la posibilidad de representar a un Estado de la República por seis años, sin echarlo a perder.

Y no es casual que tenga tal concepto de este sujeto, ya desde 2017 sostuve, con argumentos, la incapacidad que Mancerita tiene para un cargo de elección popular, como se consigno en mi Columna del 22 de julio de 2017, con la Cabeza: “Sería indigno que Mancera obtuviera una candidatura”, publicada en este digno y profesional espacio.  

¿Por qué los burócratas del Tribunal Electoral Federal actuaron así? ¿Por consigna? ¿Por intereses económicos? No creo, ganan más de lo que merecen o hacen.

Sólo unos ejemplos para ubicar la realidad real de esta caterva de burócratas que medio trabajan y lo hacen cada 3 y 6 años (periodos en que hay elecciones) Cada uno de los 7 “Magistrados” de la Sala Superior, obtiene un salario mensual bruto de 380 mil 406 pesos, desde luego más prestaciones, que pagamos los mexicanos con nuestros impuestos, como automóvil nuevo, chofer, vales de gasolina, vales de despensa, vales de restaurantes, teléfono celular, gastos de representación (desayunos, comidas, cenas, brindis, breacks, cafés), seguro de gastos médicos mayores –los tipos no asisten al ISSSTE, que es el servicio médico que por ley corresponde- boletos de avión en primera clase,  ida y vuelta, cuando tienen que salir a “supervisar” el trabajo de sus tribunales locales; dos o tres secretarias, asistentes, secretario (a) particular, para los televisores de su oficina, cable como Sky, Izzi, Claro Video, etc.

Con todas estas “distinciones” más los bonos trimestrales, anuales y aguinaldos, cada sujeto  percibe al año la friolera de 4 millones 564 mil pesos, más arcones navideños y regalos especiales que les envían quienes recibieron un “favor” del “Magistrado”… entonces por dinero no creo que vaya la cosa; pero tampoco desestimo las sabias palabras del distinguido priistas Álvaro Obregón “nadie se resiste a un cañonazo de 50 mil pesos” –de aquel entonces– hoy son millones.

Por ambas decisiones, los 7 burócratas millonarios del Tribunal Electoral del país, dejan muy cuestionada a la institución, su actuación dista mucho de ser ética, moral, socialmente correcta. La credibilidad, si alguna vez la hubo, se perdió. Nunca, jamás debieron permitir que sujetos corruptos como Napito y Mancerita, tengan el honor, la distinción de representar a los mexicanos en el concierto internacional.

Sólo imaginemos esta escena: los dos viajan al extranjero enviados por el Senado, función que cumple la Cámara Alta, los comentarios que podrán escucharse serán: “este legislador mexicano robó a los trabajadores mineros 55 millones de dólares, no fue sancionado, al contrario lo hicieron legislador”

O este otro: “este señor destrozó la Ciudad de México, capital del país, con sus obras inútiles. En su gestión creció la inseguridad, permitió la entrada a los carteles de las drogas y las armas. “Jodió” a los capitalinos con multas automovilísticas sin permitir el derecho de audiencia. Impuso sanciones de tránsito a través de una fotografía y en colusión con otro ex Jefe de Gobierno arrastraban con sus grúas los automóviles al corralón cobrando 3 infracciones en una” “Además, no supo gobernar la ciudad más importante de México”

¡Qué vergüenza!

Olvidaba otra sinrazón de otro corrupto e inmoral a cargo de elección popular, este del PRI,   el sujeto se llama Eruviel Ávila Villegas, impune ex (des) gobernador del Estado de México, que al dejar el cargo en 2017 había endeudado a la entidad con un banco privado (Banorte) por 40 mil 581 millones de pesos, sin pena ni gloria, José Antonio Meade, lo jala a su equipo como Vice coordinador de la Campaña.

Pero no sólo fue ese desfalco que dejó a más 100 municipios mexiquenses y al gobierno estatal de Del Mazo Maza, sin dinero para salarios, aguinaldos, gasto de inversión, sin recursos para el salario del magisterio, los servicios de salud, etc. Este tipo fue más allá. Le explico:

En la investigación que hizo en 2016 la Auditoria Superior de la Federación ASF (Cámara de Diputados) al gobierno de Eruviel Ávila Villegas, detectó y comprobó que el mandatario no ejerció un presupuesto de 8 mil 68 millones de pesos, tampoco entregó facturación, comprobantes u obras públicas tangibles. Hasta la fecha nadie sabe en dónde está ese dinero –dicho por el propio Auditor Superior de la Federación- Ante tales evidencias, el impune Ávila Villegas, será por gracia priistas/peñista senador plurinominal (vergonzoso). Así presume Meade transparencia, honradez,  ética, moralidad.

Con este ejemplo se entiende por qué el honroso tercer lugar en las preferencias electorales de Pepe Toño. 

*Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU)

Deja un comentario