Tecomatlán, Puebla.– “Es un atropello flagrante a la ley y al estado de derecho” el que comete el Instituto Electoral del Estado y el Gobierno del estado de Puebla, encabezado por el morenista Miguel Barbosa Huerta, ahora que se nos negó el registro como partido político, afirmó Aquiles Córdova Morán, líder nacional del Movimiento Antorchista en la clausura de la Espartaqueada Deportiva este fin de semana.

Los morenistas de Puebla “le tienen miedo a Antorcha. Y ese miedo está justificado. Porque ellos no tienen la capacidad de masas de Antorcha”, sentenció Córdova Morán, al momento de decir que “Antorcha cumplió con creces los requisitos para ser partido político en Puebla” y denunciar la negativa ilegal, ordenada por el gobierno del estado, para impedir la formación del partido político del Movimiento Antorchista Poblano.

Córdova Morán denunció que el “gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, amenazó a los antorchistas si es que salimos a la calle a protestar” y dijo que si alguno de los líderes de la organización es detenido, como una represión política, vamos a desatar una gran lucha nacional para defendernos: las agresiones de Morena en Puebla serán conocidas por todo México y desataremos una lucha política en el estado que les va a costar muy caro políticamente.

ds

Clausuran la Espartaqueada 2020

Aquiles Córdova afirmó que “Antorcha es profundamente nacionalista” y tiene un plan para hacer de México un país económicamente poderoso, justo con sus hijos y soberano, que pueda entablar relaciones internacionales más justas para la patria, y que en esa visión internacional la Espartaqueada Deportiva es fundamental.

Tras nueve días de competencias de alto nivel, Antorcha clausuró su Espartaqueada Deportiva 2020, en la que participación más de 21 mil deportistas amateurs y profesionales en atletismo, maratón, ciclismo, natación, basquetbol, beisbol, futbol y voleibol.

Los estados campeones de estas justas fueron Estado de México, Puebla, Veracruz, Michoacán y San Luis Potosí.

El auditorio de Tecomatlán estuvo lleno de deportistas y visitantes, quienes disfrutaron de un programa titulado “Juventud comunista a la defensa de la patria, un homenaje a la Joven Guardia” y de un discurso político magistral del líder de los antorchistas.

sd

Nuestro plan -dijo- es formar mexicanos buenos, fuertes, vigorosos, orgullosos, educados, productivos, competitivos, y eso es lo que estamos haciendo con la Espartaqueada Deportiva. “El deporte es una de las herramientas para formar a esos mexicanos porque es lo que la patria necesita para ser poderosa, inteligente y triunfadora”.

Tenemos la tarea de echar las primeras piedras de una patria nueva; de otra manera, estaremos formando a quienes “van a lavar los baños de los norteamericanos”. Pero “yo quiero un pueblo digno con hombres diferentes”, dijo.

Nosotros somos nacionalistas en un mundo que ha declarado al nacionalismo como una peste. “Antorcha es profundamente mexicana, amante de su patria. No somos globalizadores, porque los grandes problemas del mundo se deben a la globalización: la gran concentración de la riqueza en unas cuantas manos y una gran cantidad de pobreza de la mayoría de la población”.

En México, poco más de 100 millones de ciudadanos viven en la pobreza, mientras que 500 familias atesoran la riqueza que producimos los mexicanos. “Y esto es consecuencia de la globalización. Los propios conservadores dicen que la globalización está creando un mundo sumamente desigual. Dice Joseph Stiglitz que el problema es que ‘han manejado mal a la globalización’. Pero es no es cierto: la han manejado muy bien: pusieron a trabajar a todos y solo unos cuantos recogen las ganancias”.

Por lo tanto, en la coyuntura actual, dijo Córdova Morán: “El nacionalismo es la defensa de los pueblos humildes ante la pobreza que genera la globalización”.

Los 130 jóvenes artistas de los Grupos Culturales Nacionales presentaron un programa titulado “Juventud comunista a la defensa de la patria, un homenaje a la Joven Guardia”, en el que mezclaron bailes folclóricos, declamación, canciones rusas y actuaciones que contaron la historia de una organización juvenil que, como un pueblo entero, defendió a su país ante el ataque de la Alemania nazi y salvó a la humanidad.

El 22 de junio de 1941, la II Guerra Mundial legó a la URSS. Para la Alemania nazi, el asalto contra Rusia fue una mera ‘guerra ruso-alemana’, para Rusia en cambio, la Gran Guerra Patria fue una cruzada entre la desaparición y la esperanza. Más de 26 millones de soldados y civiles dieron la vida para elegir un futuro, determinando a su vez la mentalidad y el alma de la nación para las décadas venideras.

La tenaz resistencia a la que tuvieron que enfrentarse los invasores no solo por parte del Ejército ruso, sino también por parte de la población son una prueba de que el ideario comunista estaba en las mentes y corazones del pueblo soviético.

La organización juvenil “La Joven Guardia” nació y se forjó en la Gran Guerra Patria. Jóvenes de 13 hasta 18 años se dedicaron al trabajo clandestino para ayudar a su pueblo; de entre los millones que perecieron en la batalla, están también ellos que, pese a su juventud, jamás se doblegaron.

Con sus actuaciones perfectas y vibrantes, la voz entonando las canciones soviéticas, la declamación de poesías combativas y bailes folclóricos de alta calidad, los Grupos Culturales Nacionales y el antorchismo nacional homenajearon al heroico pueblo soviético que salvó a la humanidad entera.

 


Deja un comentario