Un avión comercial operado por la compañía Cubana de Aviación, modelo Boeing 737, se estrelló este viernes entre Boyeros y Santiago de las Vegas, cerca de La Habana, poco después de despegar del aeropuerto José Martí, ubicado en la capital de Cuba, con rumbo a Holguín en el vuelo DMJ 972, y ha dejado más de 100 muertos, según información de CUBAtv.

En la aeronave, que pertenece a Damojh Aerolíneas SA, viajaban 110 personas entre pasajeros y tripulación. Según Granma, el diario oficial del Gobierno cubano, tres pasajeras han logrado sobrevivir, pero están hospitalizados y en estado crítico.

Datos oficiales, revelan que la mayoría de las víctimas son de nacionalidad cubana, aunque también hay cinco extranjeros, dos argentinos ya identificados, a los que se suman los seis tripulantes del aparato, que eran mexicanos. La agencia Efe ha informado este sábado que una pasajera de nacionalidad mexicana se encuentra entre las víctimas del accidente. 

Las tres únicas supervivientes, se mantienen “estables dentro de su gravedad”, informaron hoy especialistas del Hospital Calixto García, donde son atendidas por severos traumatismos craneales y quemaduras.

El vuelo cayó en las proximidades de la Terminal 1 y en un área de cultivos agrícolas, no residencial, hasta donde acudieron las fuerzas de la defensa civil, rescate y salvamento, orden interior y paramédico. El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y otros dirigentes de la región también llegaron al lugar del siniestro para dirigir las operaciones. En este momento se investigan las causas del accidente.

“El Gobierno de la República Argentina se encuentra profundamente conmocionado por el fallecimiento de los compatriotas”, ha anunciado el Ministerio de Asuntos Exteriores argentino en un comunicado.

En México, el presidente, Enrique Peña Nieto, ha expresado sus “sinceras condolencias a los familiares y amigos de los ciudadanos mexicanos que lamentablemente fallecieron en el accidente aéreo ocurrido en Cuba” y ofreció que el Gobierno mexicano a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores proporcionará toda la asistencia y ayuda que requieran.

Un informe de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, señala que la compañía aérea había superado hace seis meses, en noviembre de 2017, la revisión técnica realizada cada año por la Dirección General de Aeronáutica Civil de México.

La compañía mexicana Global Air, que tenía arrendada la aeronave siniestrada, ha confirmado en un comunicado la muerte de los seis tripulantes: el comandante Jorge Luis Núñez Santos, el primer oficial Miguel Ángel Arreola Ramírez, la sobrecargo mayor María Daniela Ríos Rodríguez, las sobrecargos primeras Abigail Hernández García y Guadalupe Beatriz Limón García y el técnico de mantenimiento Marco Antonio López Pérez. (Imágenes El País)

Deja un comentario