Texcoco,  Méx.- La instalación de casi 300 lámparas tipo led de alumbrado público  y la construcción de un módulo de seguridad son dos gestiones realizadas ante el gobierno federal para reforzar la seguridad en la Colonia Víctor Puebla con el fin de mejorar la calidad de vida de más de mil familias que ahí residen.

Habitantes de esta comunidad ubicada a un costado del centro comercial Puerta Texcoco, denunciaron que en múltiples ocasiones han realizado manifestaciones al ayuntamiento municipal  para solicitar al alcalde en turno que se aumente la presencia policiaca en este lugar, con el propósito de evitar un incremento de la incidencia delictiva.

Ante la falta de respuesta de las autoridades municipales, el Movimiento Antorchista gestionó la construcción de un módulo de seguridad y la instalación de 270 lámparas tipo led, con el propósito de corregir la falta de iluminación en las calles y evitar que los residentes transiten en la oscuridad, donde pueden ser víctimas de delitos con mayor facilidad.  Asimismo, los vecinos se han organizado en guardias comunitarias para aumentar la vigilancia y evitar que personas ajenas al lugar aprovechen para delinquir.

Uno de los vecinos es Sergio Hernández, quien dijo que el módulo de seguridad, obra con un avance del 80 por ciento, es una buena medida para ampliar las opciones de seguridad de la población, ya que están enterados de que sujetos que viajan en motocicleta y provienen de otras colonias aledañas a la Víctor Puebla se introducen a la colonia para robar.

Por su parte, Manuel Morales García, vecino de la colonia, expuso que con las lámparas tipo Led, ya pueden transitar por las noches, pues anteriormente, las calles estaban muy oscuras, por lo que preferían quedarse en casa a determinada hora, para evitar el riesgo de ser víctima de algún delito por gente ajena a la comunidad.

Cabe resaltar, que se continúa con las gestiones para ampliar los servicios básicos en esta colonia de alta marginación, para que las familias incrementen su calidad de vida.

El líder social y economista, Brasil Acosta, condenó una nueva  alza en el costo del peaje en la Autopista-Peñón Texcoco, la cual pasó de 44 a 47 pesos con un aumento de tres pesos en menos de seis meses.

El líder social señaló que desde el año 2013 en su calidad de diputado federal, solicitó información al Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios, Conexos y Auxiliares del Estado de México, así como a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sobre la política de incremento en los costos de esta caseta para conocer los criterios con los que aumentaban el costo de la caseta, pero no obtuvo ninguna respuesta.

Asimismo, recordó que en ese mismo año  recabó un promedio de siete mil firmas y acudió a varias oficinas para solicitar la reducción del peaje a la empresa Opervite S.A. de C.V.  “Uno de los dueños de Opervite me dijo que no se podía bajar el precio del peaje porque esa pista estaba “bursatilizada”; Después de la crisis de 1995 los préstamos solicitados para su construcción se duplicaron y, por lo mismo, hasta ese entonces (2013) se tenía todavía la deuda del costo inicial de la pista; por lo tanto, Opervite no podía influir en las decisiones de esos socios”.

En este sentido expuso que ni la autoridad estatal ni la federal han mostrado voluntad para regular los súbitos aumentos de la autopista, pues “se echan la bolita unos a otros”, mientras que el pueblo continúa soportando los elevados costos”.

Dijo además que en México se cuenta con las peores carreteras de cuota del mundo, mientras que “Aunado a la mala calidad de las carreteras, están las altas cuotas que cobran, pues en un tiempo llegamos a tener la carretera más cara del mundo, México-Toluca, cuando cobraba 80 pesos, en un tramo de 20 kilómetros”.

Agregó que este aumento del peaje pronto se verá reflejado en el incremento del precio de las mercancías que circulan por esa carretera “pues la teoría de la empresa refleja que todo aumento en los costos se verá manifestado a su vez en un aumento proporcional en los precios de las mercancías y, por lo mismo, las empresas de transporte de pasajeros, pronto, habrán de subir también sus precios, lo cual afectará, en definitiva, a los trabajadores que tienen que laborar en la Ciudad de México”.

Deja un comentario