Ninis Morenistas

 

Blas A. Buendía

Si hablamos entre perdedores y el nacimiento de una nueva casta de los NINIS morenistas, al perredista Juan Zepeda no le fue tan mal porque además de catapultarse en la arena política de la nación y más en su partido, el PRD, dejó constancia de su encomiable labor social para ir escalando esos peldaños que para muchos les cuesta trabajo, o de aquellos otros que se integran a este noble oficio de hacer política, pero cambian de repente para amasar fortunas indebidas en el servicio público federal.

Ejemplos los existe de sobra y no hay duda alguna que la arrastrada electoral que Juan Zepeda le propinó a Josefina Vázquez Mota en los comicios del Estado de México del 4 de junio, lo catapultaron, es decir, recibió un fuerte impulso que lo hizo ascender socialmente de forma muy rápida en el primer plano político nacional, emulando “el salto del tigre” para llevar la batuta en la elección de futuros representantes populares amarillos.

El presidente del Partido de la Revolución Democrática en la Ciudad de México, Raúl Flores, habló del ex edil de Ciudad Nezahualcóyotl Juan Zepeda, quien demostró que es un hombre formado en la izquierda, consecuente con la plataforma que siempre ha enarbolado dicho instituto político, por lo que no es extraño que analistas y actores políticos diversos lo vean como un serio aspirante a ocupar la presidencia nacional del PRD, y con el paso del tiempo hasta candidato para la Presidencia de la República.

“El poco más de un millón 100 mil de votos que obtuvo en el Estado de México dejó en claro que lo más rentable electoralmente para su candidatura fue mantenerse consecuente con la plataforma de su partido, y mantenerse en el espectro discursivo de la izquierda le significó un importante valor ante el electorado, pues una parte importante de los mexicanos son auténticamente de izquierda y de pensamiento progresista. Sin duda, Juan Zepeda hoy es un muy importante activo político del PRD (un baluarte) que  tiene abiertas todas las opciones políticas porque se las ha ganado a pulso”.

Raúl flores señaló que a partir de la campaña exitosa que desarrolló el oriundo de Nezahualcóyotl, hoy se abre para Zepeda un abanico de posibilidades políticas, entre ellas la de encabezar al partido rumbo al 2018, pero recordó que Zepeda ha mostrado en todo momento ser un hombre de partido, un hombre perredista consciente de que las definiciones y decisiones en el Sol Azteca se toman de manera colectiva, y no como en otros partidos donde se hace y se deja de hacer lo que ordena una sola persona.

En este sentido agregó que una de las lecciones que le ha quedado clara al PRD tras sufrir varias crisis internas, es que el proyecto y los ideales que le dieron origen y ser leal y congruentes con estos es lo que debe defenderse y prevalecer antes que cualquier personaje.

“Precisamente uno de los valores de Zepeda como candidato es que fue leal y congruente con todo aquello que enarbola el PRD, hecho que evidentemente como colectivo queremos capitalizar legítimamente a partir de la voluntad del propio Juan Zepeda, pues nadie puede desestimar lo que se suscitó en torno a su candidatura, que no sólo inyectó vitalidad y nuevos bríos a un partido que muchos creían acabado, sino que supo defender al partido frente a las pretensiones del Grupo Caciquil de Texcoco y del propio Andrés Manuel López Obrador, así como demostrarle a la ciudadanía que existen mucho más opciones políticas en el país que sólo formar parte de la ‘mafia del poder’ o creer ciegamente en el mesianismo obradorista”.

Así bien, Flores García enfatizó que el partido también debe reconocer que Juan Zepeda ha tenido y tiene la convicción de tomar decisiones en colectivo, pues sabe que los perredistas no pueden cometer otra vez el error de apostarle todo a una sola persona, a un personaje que el día de mañana se crea con el poder de destruirnos para él prevalecer, como ya lo hizo Andrés Manuel.

El también diputado local también aprovechó para resalta que Zepeda fue el único candidato que comprendió la importancia de impulsar una agenda metropolitana que actualmente resulta indispensable para resolver de raíz los problemas que aquejan a millones de mexiquenses y que son producto de la falta de coordinación y de la mezquindad de los gobiernos priistas.

Por ello adelantó que aunque el PRI aparentemente se haya salido con la suya utilizando toda su maquinaria, el PRD dese la ciudad buscará seguir trabajando con Juan Zepeda para lograr implementar junto con el gobierno capitalino políticas públicas que beneficien a los habitantes de la Zona metropolitana en materia ambiental, de seguridad, de transporte y de servicios.

“Ese discurso de coordinación metropolitana que enarboló durante su campaña no lo debe abandonar, nosotros nos vamos a encargar de impulsar en la Ciudad de México lo que fueron sus propuestas de campaña. Por eso digo que ojalá dentro de poco surjan más ‘Juanes Zepedas’ dentro del PRD”.

Aleatoriamente, fue impactante la arrastrada electoral que Zepeda le propinó a Doña Josefina Vázquez Mota, toda vez que con el cuarto lugar que obtuvo, la panista ya no tiene nada qué hacer en la política nacional, en tanto, Juan Zepeda tiene abiertas todas las opciones políticas, porque a todas luces se lo ha ganado y va que vuela para dirigir al PRD a nivel federal.

En síntesis, el proceso electoral del Edomex., lo catapultó mostrado en todo su esplendor transformándose en un hombre de partido, un hombre perredista consciente de que las definiciones y decisiones en el Sol Azteca se toman de manera colectiva, y no como en otros partidos donde se hace y se deja de hacer lo que ordena una sola persona, como es el caso de Andrés Manuel López Obrador, que no solo es el Jefe de la Mafia de la izquierda rebelde, sino el Jefe de toda una banda de Peje Zombis que para el gusto de muchos, son los “ninis” morenistas… que ni trabajan… ni estudian… la nueva casta de los NINIS MORENISTAS, la vergüenza nacional. blasalejo@yahoo.com

Deja un comentario