nezt radio001

La muerte es noticia

21 / Diciembre / 2016,

 

Jose Antonio Garcia Diaz

J.a. García

CDMX, Mx.- GARDIJA SIMEX.- Hace poco una amiga me hizo una pregunta: "¿si ves un migrante en el Río Bravo ahogándose y tú estás ahí como periodista, y lo ves, qué haces?" Mi respuesta fue inmediata: "Lo salvo y consigo un testimonio desde que salió de su casa hasta el hecho en sí".

Mi respuesta le sorprendió. En consecuencia me comentó que esa es una pregunta que le hicieron en la Facultad de Ciencia Políticas, en Ciudad Universitaria, y que la mayoría de los estudiantes que iban para periodistas contestaron que "lo dejarían morir porque la muerte es noticia y si lo salvan no sería relevante sino todo lo contrario porque el periodista estaría interviniendo en el hecho siendo él también noticia".

Su respuesta causó una reflexión acerca de la profesión. Es conocido en el ambiente periodístico que nada impresiona más a las personas que la muerte, ya que es lo único verdadero y seguro en esta vida, sin embargo, es lo más lamentable en diferentes circunstancias.

[En la nota roja convergen la ética, la moral, el negocio y el sensacionalismo. Sin embargo, desde la época de la industrialización el negocio y el sensacionalismo han ganado terreno, incluso, excluyendo a la ética y a la moral de la educación básica. Otra transformación es que la nota roja ahora es cada vez más vulgar y banal; no explica el clímax del problema ni el desenlace.]

La muerte es noticia

 

Sigamos. Ayer explotó el mercado de cohetes más famoso de México, localizado en el pueblo de San Pablito Tultepec. Donde cada año miles de personas se dirigen para abastecerse de juegos pirotécnicos para las fiestas decembrinas. Así como marca la tradición, que ilusiona a miles de niños y adultos con un cambio de vida para el siguiente año, el mercado explotó y ahora hay un conteo de al menos 26 muertos, así como más de 70 heridos, ¿hay desaparecidos?

Pero el contexto influye más que la muerte en sí. Por ejemplo, el fin de semana asesinaron en un evento público al embajador ruso en Turquía. Su muerte ha sido vista en todo el mundo. La muerte del embajador es importante porque actualmente Rusia está entablando negociaciones para conformar la paz entre Turquía, Irán y Siria en una región que lleva siglos en guerra. Al mismo tiempo, en Berlín un camión, conducido por un refugiado musulmán, embistió un bazar navideño causando la muerte de 12 personas. También en Suiza un terrorista asesino a tres personas con un arma de fuego. La razón: las matanzas en Alepo y toda Siria como resultado de guerras civiles y las intervenciones de países extranjeros que buscan beneficiarse a nivel global.

Entonces, ¿qué es lo que hace especial a la muerte? tal vez sea que es real y que cuando sucede de manera cercana, nos hace reflexionar de una manera tal que nos hace apreciar nuestra propia vida, cambiando nuestra conciencia. 

Ahora, ¿qué pasa con el uso mediático de la muerte? Es nefasto. "Muerto el niño se tapa el pozo", ese dicho popular que se hace realidad cada vez que hay una tragedia. Por lo menos en México. Regresemos dos párrafos: explotó el mercado de cohetes en Tultepec. Ocurrido esto, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila de extracción priísta, llegó al pueblo para revisar los daños y afectaciones. Llegó con un operativo propio del Imperio contraataca y acudió a los medios (que ya estaban ahí cubriendo la noticia), tirando chayotes y quedando bien para las cámaras. Se aseguró que el mercado era el más seguro de Latinoamérica y se aprobó la venta.

Sin embargo, todos sabemos que ese tianguis está abierto desde finales de noviembre y la gente va a comprar para vender en otros lugares. Camionetas y carros llegan y se van repletos de pólvora. En su mayoría son para la diversión de los "estadociudadanomexicanos" (este también es otro graaan tema). En fin, ¿por qué, si sabiendo esto qué es de dominio público, las autoridades municipales y estatales no actuaron a tiempo  estableciendo mejores medidas de seguridad?

Lo mismo podríamos decir de la ONU y Siria, así como de Alemania y los refugiados musulmanes o de la OTAN y la muerte del embajador ruso, así como de Suiza y las armas transfronterizas.

¿Cómo se originó todo? Esa es la pregunta más importante, pero en realidad no lo sabemos hasta que llega la muerte. Tal vez por un cigarro.

blog comments powered by Disqus